viernes, 1 de noviembre de 2013

Cake de Coco, Naranja con almíbar de Canela



   
       


Hola cielit@s hoy os traigo un delicioso Cake de Coco, Naranja y  almíbar ligero de canela, realmente delicioso y el punto de dulzor lo puedes regular muy bien dependiendo del punto más espeso o más ligero que le des al almíbar. Pero vamos que ya sabéis que yo soy de dulce y eso no es un problema para mi.
   Es mi bizcocho favorito cuando salimos de picnic,  en mi Iglesia, siempre andamos organizando alguna de éstas salidas, les llamamos “Días de campo”, y me gusta llevarlo porque  es jugoso, lo puedo transportar fácilmente en el molde, sin sufrir por que se baje el buttercream o el frosting…o lo que sea.


 Algunos pensarán que lo difícil es hacer un Layer Cake de tres pisos, o unos cupcakes idealmente decorados, ¡no! Error, lo realmente difícil es TRANSPORTALOS!

 Dios mío es lo más terrible del mundo mundial, ese momento en el coche, donde tu te imaginas tu tarta “esturreá” por todo el maletero, que según tu marido es antideslizante, pero que tu no te fías un pelo, pero si decides llevarla en brazos cual bebé, tampoco mejora la cosa, porque si vas muy lejos vas a necesitar los brazos de Popeye, ni se te vaya a ocurrir posar la tarta en tus piernas, que hacen un poco de ángulo y la tarta se va deslizando peligrosamente hacia tu barriga, y no digamos si hace calor, entonces te ves orientando tu maravillosa tarta hacia las rejillas del aire acondicionado, y si hay curvas o baches, entonces, entonces, tus nervios están ya  destrozados y tu estás al borde de las lágrimas, así que cuando encuentro un cake así tan bueno y taaan fácil de transportar, no lo dudo y se convierte en unos de mis preferido para el verano.
 No es nada complicado de hacer, así que aquellos que os estais animando a repostear , este es vuestro bizcocho, no creo que sea necesario hacer un tutorial…jejeje.


INGREDIENTES:

200 grs de harina

150 grs de mantequilla fundida

150 grs de azúcar

Zumo de una naranja

2 cucharaditas de levadura

80 grs de coco rallado

Una pizca de sal



ALMÍBAR:

150 grs de azúcar

150 grs de agua

1 ramita de canela

        ELABORACIÓN:

Preparamos primero el almíbar y lo reservamos, ponemos en un cazo el agua y el azúcar cuando se haya disuelto el azúcar añadimos la ramita de canela y dejamos reducir 5 minutos.

Empezamos con el bizcocho, ponemos un poco de espray para que no se nos pegue el bizcocho o bien enmantequillamos y luego enharinamos el molde, mezclamos la mantequilla fundida y el azúcar y mezclamos hasta que la mezcla espume, este paso yo no lo hago así, cojo la mantequilla a temperatura ambiente y la bato en mi super KAA (Kitchen Aid Aleman del lidl) con el azúcar.

Separamos las yemas de las claras, vamos añadiendo las yemas una a una mientras seguimos batiendo, seguidamente añadimos el zumo de naranja.

Tamizamos la harina, la levadura y el coco rallado y en tres tandas lo incorporamos a la mezcla anterior.

Batimos las claras con una pizca de sal, o de crémor tártaro o unas gotitas de limón, a punto de nieve, la incorporamos a la mezcla anterior con movimientos envolventes y una espátula, o sea, con mucho cuidadito que no queremos que se nos desmonten las claras, que son las que le van a aportar esponjosidad.

Con el horno precalentado lo horneamos a 1800 grados, durante unos 30 o 35 minutos, pero eso valóralo tú con tu horno, que yo no quiero responsabilidades.

Cuando se enfríe un poco, unos 20 min o así vertemos el almíbar tibio tirando a calentito por encima. Realmente delicioso! Así que ha disfrutar, personalmente yo lo hago de un día para otro, ya sabéis que es una de mis manías.



        Os dejo con el verdadero Pedacito de Cielo:

“Señor, no me prives de tus tiernas misericordias; que tu amor inagotable y tu fidelidad siempre me protejan”

Salmo 40:11