sábado, 15 de junio de 2013

Tarta de hojaldre con fresas y chocolate blanco






Hola Cielit@s! Hoy os traigo una receta de éxito asegurado, sencilla fácil de hacer, no necesitas cocinar la crema, porque no es una crema pastelera. Y espero que todavía estéis a tiempo de conseguir fresas, pero en su defecto siempre podéis utilizar cualquier otra fruta, se me ocurre; piña, kiwi, sandía, melón, plátano... en fin la imaginación al poder, y seguro que se os ocurre alguna buena idea, y cuando llegue el otoño que me decis de unos arándanos azules.....ñan ñan ñan.








La receta es de  dulces bocados un blog que sigo hace mucho tiempo y que me encanta, pasaros por el y daros un vueltecita, tiene cosas maravillosas.




INGREDIENTES:



Una lámina de hojaldre (yo la compro)


200grs de chocolate blanco


100 grs de mascarpone o filadelfia


2 Ch. de azúcar glass


1 Ch. de vainilla líquida


250 grs de fresas (o la fruta que prefieras)






ELABORACIÓN:



Enciende tu horno a 180 grados, estira tu lámina de hojaldre, y pínchala, para que no suba, y se quede pareja, aquí puedes sacar tu vena sádica y emplearte a fondo con el hojaldre y dejarlo agujereao, libera mucho estrés...jejeje.

Cubre con papel vegetal y ponle encima algo de peso, en forma de judías, garbanzos o lo que quieras, y hornéalo por unos 15 min más o menos, ya sabéis la pelea que tengo yo con los hornos.

A esta técnica se le llama hornear en blanco, conseguimos una galletita de hojaldre bien rica. Yo suelo tener un kilo de judías que reutilizo,  las guardo en un taper cuando acabo para la próxima vez y así ahorramos.






Quitamos las judías…con mucho cuidado, que se vuelven saltarinas cuando quieres introducirlas en tu taper, se ve que no quieren volver a su cárcel las condenás….y se intentan escapar derramándose por tu cocina…quitamos también el papel de cocina y volvemos a introducir el hojaldre en el horno para que se termine de hornear nuestro hojaldre, por unos 10 o 15 min más.
Mientras en un bol aparte troceamos el chocolate blanco y lo derretimos, ya sabes, golpecitos de calor en el micro y vamos comprobando para que no se nos queme, añadimos el queso, el azúcar, la vainilla y mezclamos, hazlo suavemente y cuando esté un poquito tibio el chocolate.










Cuando se haya enfriado un poco el hojaldre, le ponemos la crema encima y después las fresas troceadas, yo le suelo poner un poco de almíbar por encima de ese que usamos para calar los bizcochos, le aporta brillo y un toque dulce a la fresa que suele ser un poco ácida.
Si no tienes no pasa ná, no es necesario, pero siempre lo puedes hacer un poquito de agua y un poco de azúcar que reduzca un poco y pis pás, ya lo tienes!

Bueno Cielitos, hasta la próxima, prometo enmendarme y no tardar tanto.

Os dejo el verdadero pedacito de Cielo:
“Jesús vino al mismo mundo que Él había creado, pero el mundo no lo reconoció…PERO a todos los que creyeron en Él y lo recibieron , les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios.”
Evangelio de Juan: 1:10 y 11