lunes, 18 de febrero de 2013

Pastelillos de Limón y semillas de Amapola

                                               





Hoy os traigo una receta que a mí personalmente me encanta, estos pastelillos quedan muy bien para cualquier ocasión, me parecen muy elegantes.


Os cuento una anécdota, en mi Iglesia dos veces al año hacemos unos desayunos/conferencias, donde nos juntamos unas 120 mujeres y entre todas preparamos un buffet para el desayuno... para chuparse los dedos!! (el próximo desayuno hago fotos y os enseño lo que preparamos)...así que ya sabéis que me tocó no?....69 pastelillos.


Estaban todos horneados y enfriándose en sus rejillas, en el porche, donde hago todas mis fotos,  en esto llegó mi marido y cuando vio tal cantidad de pastelillos exclamó; ¡Andá! ¡que cantidad de bolillas!!....¡.bolillas! ¡¡llamó bolillas a mis pastelillos de limón y semillas de amapola!!...que manera de degradar mis “Pastelillos de Limón y semillas de Amapola”….ains! menos mal que es un encanto y se le perdona todo...jajaja


Esta receta la puedes hacer en un molde grande de Bundt o en moldes individuales tipo muffins, yo los hago en mi molde de minibundt de Nordic Ware .....jejeje, que feliz soy con ellos, los compré en Expo Tarta el año pasado.

Aquí se deja ver un poco, mi querídisimo molde...fue amor a primera vista!!


A mí personalmente me gusta más en porciones individuales, porque en proporción tienen más glaseado, si no, resulta un poco seco y menos dulce claro!


Si no tienes la bendición de contar con uno de estos moldes, cualquier molde de silicona, de los chinos, del lidl o similar te quedará bien, que eso no sea obstáculo para que te animes a hacerlos.


Dependiendo del tamaño del molde te saldrán unos 24 más o menos.


Sin más aquí va la receta:


INGREDIENTES:


1 taza (250ml) de azúcar blanco.


2 cucharadas soperas (25grs) de corteza de limón recién rallada


1taza (250grs) de mantequilla sin sal ( o con sal, esto va en gustos) blandita a temperatura ambiente, o de aceite vegetal suave (girasol o maiz, esto también va en gustos, yo usé mantequilla).


4 huevos L.


1/4 de taza (50ml) de zumo de limón recién exprimido.


2 tazas (500grs) de harina para repostería.


2 cucharadas (25grs) de semillas de amapola.


3/4 cuchara de té (4ml) de levadura en polvo.


1/2 cucharada de te (2ml) de sal


¼ de cucharada de té (1ml) de bicarbonato.


½  taza de crema agria(o yogur griego natural sin azúcar, o podéis usar nata para montar con un chorrito de limón)


PARA EL GLASEADO DE LIMÓN:


1 taza (250grs) de azúcar glass


5 cucharadas soperas (24 ml) de zumo de limón.



ELABORACIÓN:


Precalentar el horno a 1700 grados.


En un bol grande frotar entre los dedos el azúcar y la ralladura de limón hasta que el aroma del limón haya impregnado bien el azúcar. Este paso puede pareceros un engorro, pero el aroma se vuelve mucho más intenso, no hace falta que os pongáis guantes para este paso si no queréis, el aroma es absolutamente delicioso, además el azúcar os hara una exfoliación estupenda.


Batir las mantequilla con este azúcar hasta que cambie de color y  la mezcla se vuelva blancuzca. Añadir los huevos uno a uno….si! uno a uno, no es una errata, que a algunas ya os veo venir y diréis: ¡vaya tontá! Como diría mi paisano Mota, pero es necesario para que se integre bien cada huevo a la masa, bate bien. A continuación añade el zumo de limón y sigue batiendo, no te preocupes por el aspecto que adquieres, como ha cortado, es normal, no has hecho ninguna barbaridad…


En otro bol, mezcla los ingredientes secos es decir, la harina, el bicarbonato, la levadura, tamízalos, este paso también es importante, porque no quieres grumos en tu masa, ni encontrarte pegotes de harina blanca en tu bizcocho. Incorpora  las semillas, añade esta mezcla en tres veces a la mezcla de mantequilla, alternando con la crema agria, comienza por la harina y termina con ella.


Ya tienes tu masa, enmantequilla tu molde y después espolvorea con harina, y ve llenando los huecos, hasta ¾  partes de su capacidad y al horno por unos 20 o 25 min. O hasta que introduzcas una brocheta y esta salga limpita, si fuera un molde único y grande, más o menos una hora.


Los pasteles serán blanquitos, pero no os preocupéis…..son así  ;)


Déjalos enfriar sobre una rejilla unos 10min. Y después desmóldalos.


GLASEADO:


Mezcla bien el azúcar glass (previamente tamizado) y el zumo de limón en un tazón, hasta que el azúcar haya desaparecido  en la mezcla.


Báñalos en caliente, es decir los pastelillos todavía estarán calientes, ayúdate con un pincel, y embadurna  tus pastelillos, pon los sobre una rejilla, y esta sobre una bandeja, para que recoja lo que sobre y no te ponga la encimera de la cocina como un periquito!


Deja enfriar, yo los dejo en la rejilla tapados con papel de plata, hasta la mañana siguiente, y luego los paso a una cesta o plato de presentación.


No los tapes con plástico, porque si no tu glaseado se pondrá “babosillo”, como esos donuts de azúcar que compras y dejas en su cajita y al día siguiente…puaj!


Notas:


*Los hornos son como los Alaska Malamuten (una raza perruna, indómita), que cada uno va a su bola y tienen un reino independiente, cada uno con sus normas…si, si…Basta ser que tu recomiendes poner el horno a 1800 grados a alguien…para que se le queme el bizcocho. Los grados son orientativos, tu mejor que nadie conoces tu horno, así que pon los grados que estás acostumbrada a poner , y por Dios! No le lleves la contraria a tu horno…porque te la jugará!!


* Yo tengo mis manías, pocas, pero las tengo y a mí la repostería me gusta de un día para otro, me parece que adquiere un sabor mucho más intenso, y el bizcocho está más reposado. Haz la prueba y me lo cuentas.


Te animo, a que si haces esta receta me lo cuentes, me hará mucha ilusión.  Y si tienes dudas, déjame algún comentario. En breve pondré un correo electrónico para que me dejéis dudas y me conteis vuestras experiencias.


*Esta receta la saqué de un blog llamado Living Canadian.

* Si veís que la masa se queda demasiado seca, podéis añadir un chorrito de leche, pero no os paséis...

*Cielitos, os dejo hasta la siguiente entrada, mientras os dejo este Pedacito de Cielo:



Den gracias al Señor, porque Él es bueno; su gran amor perdura para siempre.


Sl 106:1